Carnaval de Cadiz

Tu Opinas...


Lo peor de lo mejón…


“Una letra injusta hizo que este se convirtiera en protagonista del concurso”. Con estas palabras finalizaba Germán García su discurso de agradecimiento por el recientemente creado premio “José Luís Monzón” (otorgado por la Copistería San Rafael) y que en su primera edición decidió concedérselo a este joven y a su compañera Miriam Peralta.


Como presente en el acto, me tomo la libertad de expresar mi parecer ante esta afirmación que, para mi entender, sí que fue injusta.


Para empezar, habría que remontarse a la sesión de Falla del pasado 25 de enero, en el que el segundo tango del coro “Los Cañamaque” citaba en su letra “propaganda que sale de sus bolsillos / y que es tan falsa como la risa del que presenta”. Clara alusión al presentador de la cadena local, pero simplemente eso, una alusión. Lo que ocurre, es como en todas las letras: metes el nombre de alguien medianamente conocido y el mensaje desaparece, sólo queda la mención a la susodicha persona. Si subimos algunos renglones en la letra, podemos observar como el “ataque” va encaminado a la política del PP con respecto a la televisión pública la cual, para todo el que la vemos durante al menos una hora, aguantamos más de diez minutos de diversos anuncios que engalanan y arrojan flores al ayuntamiento de la ciudad. Como de temas políticos no entiendo, no me voy a meter en esa materia, aunque pienso que, sí se hacen bien las cosas, lo bonito es que te lo reconozcan los demás. Si tú mismo tienes que ir alabando tus méritos, es que algo no está tan bien.


Pero, caso aparte, para no desviarnos del tema. Aquella frase hizo que medio Falla se pusiera en pie para aplaudir lo cantado. Si la gente oyó, pero no escuchó la letra (es la diferencia entre levantarse por la alusión a este chico o la crítica al gobierno de la ciudad, respectivamente), es algo que no me incumbe, pero sí me preocupa. Parece que desde aquel momento no se habló de otra cosa, y las opiniones estuvieron divididas entres quienes apoyaban al presentador de televisión y los que se mostraban de acuerdo con el comentario del tango. Sea como fuere, aquello pasó a ser un tema bastante sonado en aquellos días, pero que debía de haberse quedado ahí, y no tratar de estirarlo más y más.


Me parece increíble que ayer este chico hiciese ese comentario sobre el escenario por diversos motivos: primero, porque creo que no venía a cuento ninguno. Si te dan un reconocimiento, aprovecha el discurso como hizo hasta ese momento para dedicatorias y agradecimientos varios, pero no para volver a sacar a la luz un tema que, según sus propias palabras pronunciadas poco después de que se cantara esa copla, debería de olvidarse y pasar página. Como alguna vez le llegué a oír decir, si se critica, hay que saber recibir las críticas, y parece que no es así. Sin embargo, más de una vez se lo ha tomado a broma y en algunos mostradores se le ha podido escuchar decir “ya está aquí la sonrisa de Cádiz”.


Es algo tan incongruente que un día te lo tomes a broma y otro día tan en serio que empiezo a pensar que eso de la risa falsa se está extendiendo.


Recuperando el párrafo anterior, hay que señalar que la gala era presentada por Rafael Pastrana, uno de los autores del mencionado coro pero que, casualmente, no escribió ese tango. Por ello, y retomando el calificativo de “injusto”, que quizás fue lo que más me impactó (incluso más que el propio hecho), opino que intentar dejar en evidencia a una persona que, sin ser un profesional y estar allí presentando el evento sin cobrar un duro, una vez más hizo gala de su educación y saber estar y respondió al comentario con una enhorabuena y un gracias por su asistencia.


Si de verdad se pretende no darle más vueltas al asunto y dejarlo olvidado porque no es tema de agrado para la conversación del afectado, ¿por qué se insiste en hacer hincapié una y otra vez cada vez que hay una oportunidad? ¿Y por qué se le da tanta importancia a una frase que, si la quitas del tango, no varía el mensaje?


Esto me hace recapacitar sobre varios puntos: el primero, que si tan ofendidos nos sentimos, por esa regla de tres, toda aquella persona que estuviese viendo el canal gaditano aquella noche podría quejarse, dado que a los espectadores se les nombró “carajotes”, que me parece aún más grave que decir que una sonrisa es falsa. Pero lo que ocurre es que ni yo, ni Pepe, ni Juan, ni María, ni quienes leéis esto somos nadie. No tenemos apariencia televisiva y, por tanto, lo que nos digan está demás. ¿Por qué no se salió en defensa de la audiencia de su canal? No con esto quiero decir que desde el coro se haya insultado a nadie, ni mucho menos. El uso de la ironía y la crítica buena y puramente carnavalera es algo que, por suerte, sus autores tienen y saben manejar y, por mucha más suerte aún, son de los pocos que siguen llamando a las cosas por su nombre.


Es más, yo no lo veo como un insulto, sino como una simple apreciación personal que, al parecer, es compartida por bastante gente. Si se hubiese metido con defecto físico, soy la primera que salgo en defensa de quien sea, porque hay que mirarse dos veces en el espejo antes de hablar de nadie (como ha sucedido muchas veces con otras personalidades a las que se les ha escrito letras ‘desafortunadas’ en cuanto a su intención); pero el hecho de llamar a algo tan subjetivo como es una “risa” falsa, no me parece que sea motivo de tanto bombo y platillo. Si se hubiese mencionado la boca, los labios, los dientes o la campanilla pues mira, pero la risa...


En fin, que yo llega un momento en que me pierdo entre mis propias dudas. Ya no sé si la gente no escucha o no quiere escuchar; si el ser un personaje público nada más te acredita a aceptar los halagos y convertir en insulto cualquier crítica (incluso las constructivas); si la censura del carnaval se fue con Franco o sigue por los ‘altos’ fondos del Falla merodeando; si el tener una opinión, expresarla y defenderla sigue siendo objeto de persecución como en tiempos romanos… Quizás esa fue otra herencia que nos dejaron en la ciudad y tan sólo con cosas como estas la descubrimos.


Asley


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero