Carnaval de Cadiz

Tu Opinas...


Calendario y Carnaval


De todos es conocido que el próximo año el calendario vuelve a jugar con las fechas del Carnaval, y como consecuencia, el concurso de agrupaciones, tendrá que comprimirse entre la semana de la fiesta grande de la ciudad y las fiestas por Navidad. Lo que producirá, si alguien no lo remedia, sesiones maratonianas, que no benefician a nadie; los organizadores reducen sesiones disminuyendo ingresos, los espectadores tienen menos entradas a su disposición y, los participantes, tendrán sólo una atención 'parcial' de jurados y público, ante el exceso de 'oferta' de cada sesión.


Ya no es posible cambiar la fecha de la semana de Carnaval del proximo 2013, ya que está anunciada entre el 7 y el 17 de febrero, y por lo tanto, las posibles soluciones que se busquen para 'descomprimir' el COAC 2013, deberán pasar por celebrar sesiones de preliminares en otras fechas... Pero lo que si sería beneficioso, tanto para la fiesta, como para el concurso que lo precede, sería plantearse 'fijar' un intervalo para la celebración del Carnaval y evitar este tipo de situaciones en el futuro.


Hay quién argumenta que eso no es posible, que existe una vinculación de la Cuaresma con el Carnaval, postura que no soporta un mínimo análisis, teniendo en cuenta el origen de cada uno de estos acontecimientos. Por un lado tenemos el Carnaval, generalmente admitido que es de origen romano, existía una época de diversión, donde esclavos y amos, entre otras cosas, cambiaban sus 'papeles' durante unos días, estas eran las Saturnales. También tenemos las lupanares, celebración que se situaba el 15 de febrero, mes este, que además, era el 'fin de año' en la antigua Roma. Hablamos pues de orígenes previos al propio cristianismo.


Ahora vamos con la Cuaresma, no pudiendo existir antes que la propia religión que lo abandera, es posterior a cualquiera de las anteriores celebraciones citadas, por lo que no es posible esa férrea vinculación. No toma el formato que ahora tiene, hasta el Siglo IV, y curiosamente, ya teníamos en Roma las Attideia, en honor de Atis, un periodo que incluían abstinencia, ayuno... muerte y resurrección.


Ahora en los inicios del Siglo XXI, no debería haber ningún problema en fijar una fecha para el Carnaval, beneficiaría muchos aspectos de la fiesta y del concurso. Los posibles inconvenientes serían mínimos y muchas las ventajas, permitiría, entre otras, facilitar la asistencia de personas interesadas en acudir a nuestra fiesta, con un simple vistazo al calendario del año que interese, con la fecha de referencia que se repetiría siempre.


José Carlos Mandado Serantes


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero