Carnaval de Cadiz

Temas de pasodobles


Estética


La derecha rancia, la de Franco, organizaba en el Pemán, en los años sesenta, que fue la época en la que este país empezó a respirar algo en lo económico, aquellos Festivales de España en el verano español. En ellos casi siempre actuaban los mismos: los Coros y Danzas de la Sección Femenina (todavía, con otro nombre, siguen abriendo los festivales del verano gaditano), Las compañías de Zarzuela de Tamayo, Antonio el bailarín, Lucero Tena, Raphael...Y con una estética de Parque iluminado, vestidos de noche para ellas y traje de alpaca y corbata para ellos, también acudían los mismos: el Municipio y familia en pleno y sus amigotes; es decir, la aristocracia y burguesía gaditana. Yo creo que ni vendían entradas para que no se colara nadie que no fuera de su calaña.


El primer ayuntamiento democrático acabó con aquello y el Pemán se abrió para todo el mundo; y como en democracia no se puede prohibir, aquella estética elegante se fue resintiendo y del traje de alpaca hemos pasado a los calzones y la camiseta de tirantes o con un anuncio de Bricopinturas.


Ahora llega esta derecha (menos rancia pero más populista) y lo destroza todo un poco más organizando unos conciertos bajo un despliegue publicitario fastuoso en los que se han utilizado frases como Conciertos para la Libertad (¿También la libertad la han impulsado ellos?) y en los que para nada se ha cuidado un mínimo de estética por la soberbia de querer organizar algo en un espacio que en absoluto está preparado para eso.


En primer lugar, lo que han querido explotar es la belleza natural del sitio; pero cuando uno llega al castillo de San Sebastián ya no es hora de disfrutar de la puesta de sol. Una vez dentro, unos altos muros impiden ver el mar y unos focos de campo de concentración dejan al descubierto que aquello es un triste y feo solar lleno de vallas metálicas de las utilizadas en las obras de construcción, una barra de bar formada por neveras y unos retretes alquilados de plástico y sin luz. Es decir, la estética de la Viña, en Carnaval, trasladada al Castillo de San Sebastián, sólo que a un precio de 80 Euros por cabeza y con mucha policía tipo GEO: deprimente.


Para quitarme el agobio que me dejó el concierto, me he puesto, para escribir esto, el disco Fina estampa, de Caetano Veloso, quizá el más elegante de cuantos grabó; mientras que desde mi ventana intento ver el futuro y, afortunadamente, no lo consigo. Salud.


Como tema de pasodoble os doy uno buenísimo: ¿Por qué no apoyamos a la cantera? En la gala de agrupaciones juveniles que se organizó en la Caleta, si no hubiera sido porque actuaban la comparsa de Luis Rivero y la chirigota de Cárdenas y Peñalver, allí no hubieran estado ni los micrófonos; no acudieron ni los padres de los chavales, es decir, que no interesa a nadie.


Jorgue Ruiz de Bustamante

j-ruizbustamante@hotmail.com


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero