Carnaval de Cadiz

El Portero de la Torre Tavira


Los de siempre


He de empezar comentando, para el que me quiera escuchar, que el título de este artículo es también el de una callejera que tengo en mente (la idea que la tome el Carnaval callejero, es gratis). El personal iría vestido de hippy con el perro, del de las hamburguesas, de churrero, de forastero despistao…, etcétera. Pero ahora no van los tiros por ahí, van por los derroteros del Falla.


Me sigue dando la impresión de que esto es un corral en el que siempre están los mismos gallos pisando a las gallinas más nuevas. Y aunque la gallina nueva da huevo de dos yemas termina siendo caldo. Explícome. Me pongo en la mente de un joven que desea sacar una agrupación para el año que viene. Ahora que llega el veranito empieza a buscar el grupo, consigue dar con 5 ó 6 mercenarios que son amigos del cuñao y que salieron este año en una que estuvo a punto de pasar a semifinales pero que, como se han comido lo que se suponen, han decidido buscar a un autor distinto.


Este joven aficionado, fajado en las callejeras y con cierta experiencia letrística, decide dar el sí y empiezan los ensayos. ¿Qué calidad debe tener este Don Nadie para que la gente le escuche?, ¿por qué se le pide una letra que ni el Gómez firmaría en preliminares para que la gente le haga caso?, ¿por qué a los programas de la nuestra (nunca mejor dicho) siempre van los mismos?, ¿quién pone el nivel en el concurso?, ¿por qué los autores noveles no tienen voz y voto y tienen que cantar según ordenan los que tienen antigüedad?


Pero no me quedo ahí. ¿Por qué algunos periodistas siempre encumbran a las mismas?, ¿por qué no comentan las buenas letras de jóvenes autores que demuestran su arrojo y su originalidad? Lo malo es que las respuestas a estas preguntas las sabemos todos. Por eso gente como 'Huele a ropero' o 'Los robots de cocina' con sus aciertos y errores se merecen muchísimo más de lo que han recibido hasta ahora. Porque cuando los de ahora se vayan no habrá futuro, la caja del Carnaval estará vacía y la fiesta será un mamarracho aún mayor de lo que es hoy en día. No habrá nadie que puntúe una letra crítica ni nadie que la escriba, caeremos en la inconsciencia colectiva, en un desmayo prolongado. Menos mal que, como decía el diario el otro día, antes de finales de siglo la ciudad desaparecerá bajo las aguas. Lo mismo también el agua se traga el Carnaval y esto queda en los anales de la historia como folklore popular. Por favor señores, abran un poquito la mano que la fiesta necesita oxígeno. Y si eres de los de siempre ya sabes, exprímete el cerebro o retírate. Lo decía el inmenso Zubiela el otro día en Onda Cádiz, "hay agrupaciones a las que les cambias el gorro y suenan igual que hace diez años". Pues eso señores. Renovación.


El Portero de la Torre Tavira

PorteroTavira@CarnavalChiquito.com


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO
Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero