Carnaval de Cadiz

El Palco


En la Casa del Pueblo


Pienso que no hay mejor forma para iniciar esta serie de artículos sobre las agrupaciones infantiles y juveniles del Carnaval de Cádiz, que reuniré en una nueva sección llamada El Palco, con unas líneas sobre cómo nos fue a los que asistimos en la primera reunión de la futura Asociación de Agrupaciones Infantiles y Juveniles del Carnaval de Cádiz. Los veintiséis asistentes (veintiséis ‘y medio’ si contamos a Carmencita, la hija de Carmen y Jose, de ocho años, que quién sabe si la veremos en menos que canta un gallo tocando la bandurria en una orquesta de un coro infantil o juvenil, porque le encanta tan noble instrumento) hablamos y debatimos de cómo queríamos iniciar este proyecto. Y la cosa fue bastante bien, la verdad.


Con propuestas para debatir después de la confección de los estatutos (encargada a una pequeña comisión técnica para los mismos elegida entre los propios asistentes), propuestas a las que se sumarán sugerencias vía internet en sendos grupos en Tuenti y Facebook (que llevarán el nombre provisional de ‘1 de Marzo’), esta asociación tiende a hacer las cosas diferentes a como lo han hecho las demás asociaciones vinculadas al carnaval gaditano hasta la fecha, sobre todo en el aspecto que esta asociación se moverá: la cantera del Carnaval de Cádiz. Lo más destacable es el propio carácter de la asociación: la Asociación de Agrupaciones Infantiles y Juveniles del Carnaval de Cádiz será una asociación abierta a autores, músicos, directores, representantes legales y hasta socios colaboradores (vinculados o no directamente con el carnaval de los más jóvenes de la Tacita de Plata). De ahí que asistieran desde jóvenes mayores de catorce años hasta autores y músicos veteranos a la hora de preparar una agrupación infantil o juvenil. Es decir, en otras palabras: ha nacido con vocación de no ser jamás una asociación cerrada, vocación que nos encargaremos de mantener intacta siempre.


Por todo esto, y dentro de dos semanas por mucho más (nos volveremos a reunir esperando que doblemos el número), no hubo mejor marco para iniciar este proyecto en defensa de los más jóvenes del carnaval gaditano que la Casa del Pueblo, en la placita Gaspar del Pino, junto a lo que fue, hasta no hace mucho, la peña Agustín González ‘Chimenea’. Desde aquí, tanto personalmente como en representación de todos los asistentes a esta primera reunión, agradezco profundamente a los responsables del PSOE de Cádiz que nos cedieran su local con tan emblemático y acertado nombre y que, todavía mejor, seguiremos disponiendo de él en lo sucesivo hasta que, ya constituidos legalmente como asociación, podramos optar a un local público, derecho democrático inalienable de todo colectivo en consecución de un bien público general, como será en este caso, centrado ese bien público en los más jóvenes de la fiesta por antonomasia de Cádiz: su carnaval; y es que los chiquillos y los chavales también son ciudadanos gaditanos.


Para finalizar este primer artículo de El Palco, no me he podido resistir en rescatar una letra mía: la de la primera cuarteta del popurrí que titulé ‘Miércoles de Carnaval’, popurrí de mi última agrupación carnavalesca hasta la fecha, la comparsa de adultos ‘Los Entusiastas’ que, según dictamen de los doctores honoris causa del Carnaval de Cádiz de 2010, saqué con gente ‘muy’ joven: excusa perfecta (junto con el hecho de que no lo hicieron nada bien, todo hay que decirlo) para volcar en un servidor todo el desprecio que ciertas personas sienten por uno por el simple hecho de mostrar libremente su anarquismo y libertarismo en una agrupación de carnaval (infravaloraciones ideológicas que desde esta nueva asociación vamos a luchar por arrancar de raíz, entre otras malas hierbas que hay que erradicar). ¿Y por qué incluyo la letra como guinda a este pastel que fue nuestra primera reunión? Porque, en esa cuarteta, imaginé a los niños gaditanos, libres por fin del yugo de los adultos sobreproteccionistas del neoliberalismo capitalista salvaje, haciendo su propio carnaval en la Casa del Pueblo (en el forillo, era lo que hoy todavía es el ayuntamiento de Cádiz), también la suya como otra comunidad más del pueblo que también son. Y, ¡vaya coincidencia, Piti y Momo, no os lo vais a creer!, resulta que ayer nos reunimos por primera vez en común... en la Casa del Pueblo para, por fin, tomar las riendas de nuestros propios presente y futuro como otra voz más del pueblo de Cádiz, la de los más jóvenes, voz que se alza en las letras que escribimos, en las músicas que componemos y que preparamos en los locales de ensayos y que, al final, casi sin apenas tener permiso, interpretamos sobre las tablas del Falla y sobre los adoquines de las calles de Cádiz... Así que ahí os dejo la letra:


Bajo la Casa del Pueblo
inauguramos la fiesta:
se disfrazaron los niños...
¡Miércoles de Carnaval!


Y en el gran Balcón del Pueblo
han manchao con colores
la blancura de la piedra
los niños del Carnaval.


Cadi es distinta
de la que fue
poco antes del 2012...
¡quién l’ha visto y quién la ve!


La quemó la del boato...
Renace de los rescoldos,
pobre pero sonriente,
su juventú en Carnaval.


Juan Pinto


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero