Carnaval de Cadiz

Desde esta orilla


Cantidad y calidad


Y sigue la cosa candente en un sector determinado de "la cantera". Y siguen pensando que, además de a los implicados, le interesa al resto de la "carnavilandia". Pero no porque la proposición venga de "la cantera", sino porque la proposición es, como mínimo, descabellada.


Entre los motivos que esgrimen para aumentar la "cantera" a los 20 años (sí, han leído bien, "20 años"), aseguran que aumentando en dos años más la edad de juveniles (y la edad de infantiles a los 16, otro despropósito más) aumentaría automáticamente la calidad de las agrupaciones (no sé, seguramente por arte de birlibirloque, es decir, por arte de magia; o, mejor aún para algunos, por obra y gracia del "espíritu santo"...)


La cantera es algo que tiene que defenderse desde la cantera, y no esperar que perpetuando la participación de algunos en "la cantera" (porque, no sé, tras esa "buena intención" de aumentar la calidad probablemente haya motivos más particulares), se mejore la calidad de la misma. No sé si se han dado cuenta que lo peor de esta proposición está implícito en la proposición misma, porque si defienden que aumentando la edad, aumentarían la calidad de la cantera, entonces eso quiere decir, en otras palabras, que "si la cantera se queda como hasta ahora, hasta los 18 años (cosa, por otro lado, totalmente irrespetuosa con la mayoría de edad en este país, es decir, con el concepto oficial de "adulto"), entonces jamás aumentará su nivel de calidad". Es decir, para entendernos, que quedándose en la cantera hasta los 20 años, están haciendo un favor al resto de los canteranos, los de menos de 18 años, porque si ellos no siguen en la cantera, los menores de 18 años no son capaces de aumentar el nivel de calidad de la cantera que hacen y en la cual participan...


Ay, ese mirarse al ombligo, qué mal está haciendo en el Carnaval de Cádiz. Ay, ese concurso de adultos que también se mira al ombligo y que hace que algunos canteranos lo tomen como ejemplo, como un pernicioso ejemplo, tanto para ellos como para el resto de sus compañeros además de para el público que sigue la cantera, en el cual me cuento.


Sí, puede ser (y ratifico: "puede ser") que aumentando la edad aumenten el número de agrupaciones. Pero eso no es garantía de ello: qué tiene que ver el aumento de edad con la participación. Por mi parte, ya que el tema me interesa y me preocupa, llevo pensando en una propuesta desde hace unos meses, propuesta que voy a adelantar en este artículo y que recuerdo que apunté en otro anterior: si el problema es el número de grupos, se podrían cambiar el número de integrantes por grupo (por ejemplo, en comparsa en vez de 15 pues 12 -2 guitarras-, y en chirigota en vez de 12, 9 -1 guitarra-; ya en coros y en cuartetos, hay voces más autorizadas que yo para mejorar esta propuesta). Problamente, habría más grupos y, mejor aún, más autores escribiendo, porque en estos tiempos tiene que ser la mar de difícil que un joven autor novato lleve adelante un grupo al concurso por falta de integrantes (mayormente novatos también): minimizando el número de componentes probablemente se equilibraría la cosa y habría más variedad, variedad que beneficiaría a todos, tanto a participantes como a público.


Jóvenes (ya con más de 18 años no os puedo llamar chavales, estaría infantilizándoos), os sugiero que más que luchar en asambleas, luchéis con vuestros repertorios y con vuestras interpretaciones. Porque, si os permitís mirar hacia atrás, veréis que en las décadas de los 80 y los 90, la cantera se hizo un hueco en el concurso gracias a la calidad de sus repertorios y grupos, y fue valorada en su justa medida. Ahí tenéis sus consecuencias: Tino Tovar, Jesús Bienvenido, Luis Rivero, Vera Luque, etcétera...


Juan Pinto


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero