Carnaval de Cadiz

Cartas a Momo


Pa recortar...


No paro de oír en los últimos tiempos quejas y quejas, de que el concurso es muy largo. No es casualidad que estas quejas siempre vengan desde personas que se tragan el concurso entero, por razones laborales, lo que justifica claramente estas opiniones. Claro está que si yo tuviera que trabajar forzadamente cubriendo el COAC y no fuera un apasionado de la fiesta estaría rogando a dios que esto se recortara de alguna manera, me gustaría centrarme en algunas soluciones que furulan por ahí entorno a recortar el concurso.


Algunos comentan que se debería hacer una criba en los locales de ensayo en navidades…, pues bien, mi agrupación no hubiera pisado el falla, porque lo que teníamos en navidades nada tiene que ver con lo que se ha visto en el teatro, y como la mía se de muchas e incluso primeros premios que trabajan en esas fechas el grueso de su repertorio.


Otros mantienen que los que pasan a semifinales, deberían empezar en cuartos el año siguiente. En otro comentario ya me quejaba del trato de favoritismo que las cabezas de serie obtienen en el sorteo y creo que ya esto clama al cielo. Nadie puede garantizar que un año seas bueno y al siguiente también merezcas estar entre las mejores.


Existe un sector que aboga por quitar el popurrí, que solo se cante a partir de cuartos, algo que creo que hace que se pierda la esencia del concurso, ¿Hubiera conseguido el primer premio La Comparsa de Momo, si en preselección no hubiera cantado el popurrí?, ¿Y Los Enteraos?, ¿Hubieran pasado a la final, sin los puntos de ese magnífico popurrí el primer día?


Yo tengo una solución más sencilla y que la tenemos delante de nuestras narices, no es otra que la de ejecutar el reglamento, el tiempo establecido para los montajes, son una pantomima, nadie los respeta, si se impusieran sanciones a los que atrasan las funciones con sus montajes, más de uno se lo pensaría, pero como nunca se llega a ejecutar el reglamento ni penalizar por ello pues, así estamos, aguantando horas de retraso en este sentido.


Por último hago una sugerencia que creo también ayudaría mucho a recortar horas de función. Igual que se les estipula a los cuartetos 20 minutos para actuar, al resto de modalidades también se les debería imponer un tiempo máximo, 25 o 30 minutos desde que abre telón, el tiempo más que de sobra para una presentación dos pasodobles o tangos, dos cuplés y popurrí, el que se quiera explayar en un dialogo con el público que se espere al tablao San Agustín y se limite a exponer su repertorio…sería al forma más efectiva de acortar sesiones.


Termino haciendo una reflexión, ¿Por qué cuando decimos que el concurso es eterno buscamos soluciones poniéndole trabas a los que nos visitan desde lejanas poblaciones y a las agrupaciones modestas, cuando los que realmente hacen este concurso eterno son las punteras, con sus montajes y sus excesos de tiempo en escena?


Lo dicho, pa recortarse las venas.


Fco. Javier García Rodríguez

Su correo


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO





Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero