Carnaval de Cadiz

Carnaval de Uruguay - Montevideo



Las Figuras del Carnaval de Montevideo




Redacción CdC.com











l Museo del Carnaval fue el escenario designado para realizar allí la Elección de Figuras del Carnaval de Montevideo 2018. La ceremonia constó de un espectáculo donde hubieron presentaciones colectivas e individuales de participantes hombres y mujeres que llegaron a la instancia final como aspirantes a las nominaciones. Las instalaciones del Tablado del Museo se vieron colmadas por el público (casi mil personas) que se hizo presente para acompañar a sus preferidos o por la convocatoria en general.

Luego de un espectáculo colorido y enmarcado por los ritmos de la murga, el candombe y el samba, el jurado definió a los siguientes ganadores, como Figuras del Carnaval de Montevideo 2018

Figura del Carnaval: Jamila Olivera

Figura de Llamadas: Soraya Ferreira

Figura de Escuelas de Samba: Gustavo García

La elección de las Figuras de Carnaval, Figuras de Llamadas y Figuras de Escuelas de Samba para el Carnaval de Montevideo 2018, sustituye a la elección de Reinas del Carnaval, procurando no ser "un concurso de belleza que fomente estereotipos de género y ejerza violencia simbólica contra las mujeres, sino una celebración al espíritu solidario y la alegría del Carnaval", según la resolución de la Intendencia de Montevideo.

Esto generó posiciones y declaraciones a favor y en contra del cambio, desde organizaciones, colectivos, periodistas, comunicadores, artistas, público en general, etc., etc. Las posiciones públicas más referenciadas son la de la propia Intendencia, generadora y por lo tanto a favor del cambio de reglamento, y la de DAECPU (Directores Asociados de Espectáculos Caranvalescos Populares del Uruguay) en contra de la nueva disposición y en defensa de la tradición de las Reinas, al punto de anunciar un concurso propio de Reinas para el carnaval de 2019.

El carnaval fue históricamente uno de los pocos temas en los que los montevideanos y en general el pueblo uruguayo, prefirió su propio camino aún fuera de direcciones y retenciones del Estado o de las Organizaciones. Por citar algún ejemplo, a principios del SXX cuando la Administración pretendía un carnaval de estilo francés, de desfile y fiesta, un carnaval de Niza en Montevideo, el pueblo carnavalero eligió el camino de los tablados. El público decidió un camino cada vez que se propuso la disyuntiva entre tradiciones y renovación. Algunos cambios pasaron sin pena ni gloria (algunos con más de lo primero, inclusive) y otros fueron cambios que se adoptaron y hoy son componentes ineludibles en la concepción de un espectáculo carnavalero, o particular de determinada categoría. Cuando nada menos que una dictadura pretendió un carnaval de "pan y circo", el público lo convirtió en herramienta de comunicación y transformación social. Posiciones tradicionalistas no pudieron postergar la llegada de la murga joven al concurso, y a la vez el estilo de la murga joven adoptó componentes de concurso cuando arribó a febrero.

También fue por aprobación popular cada una de las variantes que fue tomando la nobleza de momo entre Marqueses y Reinas.

Sin formar opinión en ninguno de los sentidos, serguramente el tiempo, pero fundamentalmente el público será finalmente quien defina si esta modificación se consolida como innovación o será un proyecto temporal. El público lo adoptará o no. Claro está también que no será únicamente el público carnavalero, ya que este tiempo de comunicaciones y redes sociales, abre las fronteras de todos los círculos a la opinión de personas y colectivos, cercanos o no al tema, cualquiera que sea el que se trate.

José AriSi


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO


Noticias Relacionadas







     
     
Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz   Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero