Carnaval de Cadiz

Carnaval de Uruguay - Montevideo



El Desfile Inaugural - La competencia




Redacción CdC.com











Momo sigue siendo de los pocos que en Montevideo sigue jugando con agua durante el carnaval. Nos hace recordar esa tradición cada año, cada desfile. Otra vez, como tantas, el desfile inaugural del Carnaval montevideano se retrasó veinticuatro horas por problemas climáticos. Tan puntual que demuestra que viene de otros lados, la lluvia arrancó a las 21 horas, exactamente a la hora prevista para el comienzo del desfile, para el comienzo del carnaval.


Los más esperanzados, se cubrieron en principio, esperando que la lluvia pasara y pudiera todo volver a la normalidad, pero el viento que fue el primero en pasar por la avenida Dieciocho de Julio convenció a todos, incluido a los organizadores, devotos de algunos meteorólogos que sacando la mano por la ventana dijeron; no llovería y el desfile se llevaría adelante.


La cortina de agua ensanchó la avenida, las sillas se desordenaron ante la salida urgente del público bajo los techos de los comercios, relámpagos, truenos, viento y más agua, no solamente impedían el desfile, sino la retirada. En el medio del temporal, los humoristas Los Chobys, hijos dilectos de Momo pasaron cantando para el público, que los saludaba al resguardo.


Al otro día, con los mismos detalles, salvo la lluvia, momo hizo su entrada triunfal en Montevideo. Los conjuntos y el pueblo carnavalero se reunieron para recibirlo, y en nuestra principal avenida (un poco menos iluminada de lo prometido y que lo acostumbrado (según la opinión general), con menos carros alegóricos y con cabezones reemplazando a los cabezudos, se realizó el desfile.


Como todo, todo, en Montevideo, el desfile también es una competencia, un concurso, con su reglamento y su jurado que lo confirman, lo definen y lo enmarcan.


Para conocer sobre el desfile desde su costado competitivo, sobre el concurso y sobre el jurado, charlamos con Daniel Porteiro, que estuvo al frente del jurado que inauguró este carnaval 2013.


¿Cómo se integra el jurado del Desfile Inaugural?


Son quince personas que forman 3 grupos de cinco para calificar murgas, parodistas y humoristas y, finalmente, revistas y lubolos.


Tienen los mismos rubros y relación de puntajes: la estética, el movimiento y la creatividad al servicio del espectáculo, estos con 12 puntos cada uno; la alegría y comunicación con el público, así como la visión global del desfile, ambos con 20 puntos por considerarse más importantes para definir un ganador. En realidad esto debe ser una guìa de trabajo, para facilitar la evaluación.


Además de los premios a los conjuntos, también se otorgan menciones individuales como el mejor personaje, la mejor batería de murgas, el mejor cuerpo de baile de revistas, entre otras.


Los jurados se instalan en cinco lugares diferentes del recorrido; en cada lugar de a tres: un jurado por cada grupo. Esto es para evaluar el desempeño de las agrupaciones a lo largo de todo el recorrido, de modo de observar si la agrupación mantuvo su nivel. Asi se premia la regularidad más que el desempeño destacado en un solo lugar.


Muchas veces sucedía que algunos se esmeraban ante el palco oficial y no durante todo el desfile.


Cómo debe trabajar el jurado


El jurado debe evaluar la propuesta y el desempeño de un espectáculo en movimiento. En eso es diferente al trabajo del jurado en el Concurso, ya que allí se evalúa un acontecer que se desarrolla en un escenario. No hace falta profundizar, porque es claro que desde el espacio donde se ubican el público y el conjunto hasta el tiempo de que disponen, se genera otro tipo de relación y se abre otro tipo de posibilidades de intervención.


Qué aspectos deben atender especialmente


El desplazamiento del conjunto, el uso del espacio, el ingenio para aprovechar los elementos disponibles, la presentación. Pero está claro que por encima de todo se debe considerar la alegría y la relación con el público: se trata de un desfile de carnaval. Es un concurso pero no hay que olvidar la esencia: esto es una fiesta. O debe serlo al menos más allá de un concurso.


Para la conformación del jurado buscaste determinado perfil de personas


Si, entiendo que es muy importante tener en el jurado gente que haya sido parte de las agrupaciones, en este caso que hayan desfilado. Pero no solamente. Es importante que sean carnavaleros pero no necesariamente ex integrantes de agrupaciones. En el fútbol hay muy buenos directores técnicos que no han sido jugadores profesionales, aportan otra mirada, han tenido capacidad de comprensión del juego. Acá también. En esa línea hemos convocado a gente muy interesante, que no estaba en eso y que creo fue bueno ir a buscar.


Pero, además, yo creo que es la multiplicidad de miradas la que enriquece el trabajo del jurado. Multiplicidad en todo sentido, por eso convocamos gente de distintas generaciones, de diferentes formaciones e incluso distintos roles en el carnaval.


Asi tuvimos a un director de murgas de los sesenta, uno de los 90, otro bien reciente de estos años; tuvimos a un cupletero de murgas de los ochenta y noventa, así como a un director de teatro y docente que ha realizado puesta en escena de varias murgas durante los ochenta y noventa. Tuvimos a una coreógrafa, una bailarina de revistas, un cantante de parodistas, una actriz de larga trayectoria en humor, un vestuarista de comparsas. Pero también a gente de la institucionalidad del carnaval que trabajan en su desarrollo y organización, gente de organizaciones de la colectividad afrodescendiente, gente del periodismo, hasta gente de empresas que apoyan al carnaval. Y todos de diferentes generaciones. Así que la idea es lograr una multiplicidad de miradas y, por supuesto, mantener cierto equilibrio entre ellas.


Daniel Porteiro trabaja desde hace años previamente con los jurados del desfile y principalmente de las Llamadas


El trabajo apunta a transmitir la mecánica de la tarea y muchos aspectos que conviene considerar, especialmente para quienes no tienen experiencia en esto. Una forma de evitar que se produzcan errores evitables y de dar contención que permita también aflojar un poco de ansiedad o hasta de cierta inseguridad que es natural que se produzcan. Pero, además, hay otro aspecto que me parece muy importante. La idea es también facilitar el intercambio de sus distintos enfoques, para generar un buen nivel de comunicación y para ir construyendo un sentido de colectivo, de equipo, con el fin de ir encontrando un resultado enriquecido de los aportes de cada uno. Desde el punto de vista de la tarea poder construir el sentido de grupo, donde cada uno tenga su lugar y se sienta parte; pero también ir generando un ambiente positivo, de diversidad bienvenida y disfrutable humanamente. No es un aspecto menor el sentimiento de camaradería para desarrollar esta tarea de calificaciones que producen ganadores y perdedores en un concurso de arte y de alegría.


Personalmente estoy convencido de que ése es un aspecto fundamental para que un jurado pueda dar lo mejor de sus capacidades y de la aplicación de ellas.
El buen sentido de grupo lo enriquece, promueve la honestidad, la colaboración, un mayor involucramiento integral porque no sólo el intelecto es necesario para evaluar ecuánimemente y en busca de la mayor justicia posible.


Imparcialidad


La tarea de jurado no debe permitirse la presión del gusto personal. Es cierto que se aplican percepciones subjetivas, inevitablemente permeadas por el universo personal, pero también es cierto que se puede -y se debe- ejercitar la imparcialidad de esa aplicación. Es posible y necesario usar herramientas de medida y comparación que nos ayuden a mantener la ecuanimidad.


Y, finalmente, el otro elemento necesario es la integralidad de la valoración: amalgamar la evaluación con criterios objetivos junto con la percepción de sensaciones subjetivas y estar atentos a mantener esa imparcialidad que vos mencionás para que equilibre estas dos vertientes que conducen a la calificación final.
Al contarlo tal vez parece algo complicado, pero basta llevarlo a la práctica para descubrir que no es tan difícil como parece.


O quizá nos hayamos familiarizado tanto con este sistema de ponerle puntos a una expresión festiva que nos parece hasta normal (risas).


Gracias Daniel


José AriSi


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO


Noticias Relacionadas







     
     
Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz   Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero