Carnaval de Cadiz

Carnaval de Uruguay - Montevideo



Despiertan los Clásicos Asaltantes




Redacción CdC.com











El Club Las Acacias es un espacio que se hizo su lugar en el carnaval montevideano a fuerza de cobijar a muchos conjuntos en sus ensayos y durante la fiesta de febrero. Gurises de Las Promesas y grandes títulos del concurso oficial han sabido preparar allí sus espectáculos, juntarse antes de los tablados y actuaciones de concurso y varias veces volver con premios y menciones a club que se encuentra en pleno barrio Las Acacias, a metros de General Flores.

 

 

Este año, fue elegido para presenciar la vuelta al carnaval de un título que nació en 1959 fundada por el Chiquito Roselló,  y hace ya cuatro décadas que no participa en carnaval: los Clásicos Asaltantes. Los Clásicos vuelven de la mano de un grupo de amigos, entre ellos Carlos "Sapo" Origüela, con quien tuve el gustazo de charlar en un ensayo, cuando el director permitió los "cinco" para cortar un rato. Gentilmente, como siempre, Origüela me contaba:

 


Es un título que hace unos cuantos años que no sale, y nosotros tuvimos la suerte de que nos acompañara la locura esta de seguir haciendo carnaval, aunque somos ya unos muchachos veteranos. Nos cedieron un título como Clásicos Asaltantes que hace como cuarenta años que no hace carnaval. Hoy tenemos la suerte y el compromiso de ponerlo en la calle de la mejor forma que podamos, desde luego.



Un título muy interesante que en algún momento, como tantos otros, dejó de estar en carnaval. Y este año, más allá desde luego que pretendemos participar de la competencia, lo que queremos es disfrutar de la idea de reflotar un título que durante tantos años estuvo dormido. Es un poco un sueño que tenemos los murguistas veteranos de hacer este tipo de cosas. Nos gustó. Nosotros somos muchachos que en su mayoría nos conocemos desde hace muchos años, generamos esta idea, algunos decidieron acompañarnos y acá estamos trabajando con muchísimo entusiasmo para poder darle forma a este proyecto.



Acá hay un grupo de más o menos veintinco personas, somos diecisiete componentes y una cantidad de muchachos que están trabajando para la murga y con la murga, y nos sentimos sumamente acompañados. El otro día decía que lo que nosotros hemos recibido durante todo este tiempo, desde que empezamos este año, han sido satisfacciones. Desde el punto de vista de la compañía de gente muy valiosa en lo artístico y además en lo personal. En lo social hay una muchachada bárbara, y como ves tú que estás participando del ensayo hoy, estamos disfrutando.



Esta es una tarea que si bien hay que hacerla, hay que prepararse para la competencia, tiene que ser distendida; de otra forma no la concebimos nosotros. Y por suerte se está logrando.



En lo técnico estamos muy bien. Habemos varios compañeros con inquietudes en lo que hace a la parte musical concretamente, entre los que me incluyo. La selección musical, para nuestro criterio, es fundamental. Este es un espectáculo netamente musical, el de murgas, y nosotros queremos que la murga le haga justicia al título que nosotros vamos a sacar a la calle, y también al espectáculo que tenemos generado desde hace meses ya. Entonces la elección ha sido muy cuidada, en los arreglos está Esteban Flores que es un director nuevo, un muchacho joven, que viene de hacer esta tarea en Murga Joven. Ha salido en el carnaval mayor, pero en otro rol. Nosotros depositamos nuestra confianza en él y más allá de que habemos varios que metemos la cuchara, estamos generando un sonido que nos parece diferente, interesante y ojalá logre comunicar esta idea que nosotros tenemos. Nos gusta lo que estamos haciendo.



A la prueba vamos a ir como todos los muchachos carnavaleros que desde luego, a la inmensa mayoría conocemos con los años y respetamos. Nosotros queremos ir a hacer lo nuestro. Tenemos la intención, por supuesto, la sana y legítima intención de hacer un buen papel, un papel digno. No es para nosotros, gente que toda la vida salimos como componentes en carnaval, tampoco muy cómodo hacernos cargo de un título, de un título pesado, y que además al que hay que hacerle honor y justicia. Pero nos gustó el desafío y lo estamos intentando.



Yo creo que estamos cerca de lograr nuestro objetivo, que ojalá sea compartido por la gente, que es el de llevar a los barrios un espectáculo lindo, que digan qué linda esta murga. Esa de alguna manera es la frase que esperamos en cada tablado.



No he tenido la suerte de conocer Cádiz, esa fabulosa Ciudad, donde por alguna razón que no logro explicarme los cantores no nacen: ya están. Yo soy un hombre enamorado de la música; es de lo que trabajo, es lo que me gusta, y de toda mi vida, mi más total y absoluto reconocimiento a la música que genera ese fantástico carnaval, que si Dios quiere algún día tendré la oportunidad de conocer. Les mando un abrazo enorme; son bienvenidos cuando gusten. El carnaval del Uruguay es como tantas otras expresiones culturales de nuestro país, parte de ustedes. Vengan, los estamos esperando. Clásicos Asaltantes es una murga de un montón de muchachos que tienen las mismas inquietudes que los carnavaleros del mundo y de Cádiz cuando salen a cantar. Nos gustaría mucho tener la fortuna de poder compartir una copa, un momento de música, escucharlos y cantar juntos. Ese es de alguna manera nuestro saludo y nuestro apretón de manos.

 

 

Muchas gracias Carlos, muchas gracias Clásicos Asaltantes.

 

 

José AriSi


OPINA SOBRE ESTE ARTÍCULO


Noticias Relacionadas







     
     
Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz   Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero