Carnaval de Cadiz

Comentarios

Otra comparsa de pibas y pibes entra en la consulta del doctor Febrero, el de los locos, para tender en el diván su repertorio, proveniente de Alcalá de Guadaira, provincia de Sevilla. Estas mujeres y hombres marionetas se presentan al son de una viola que suena desafinada pero que poco a poco va definiendo bien el tono. Interesante alegoría de la mujer como marioneta


"Si me fuera posible elegir a la hora de ser marioneta el lugar donde voy a servir y la talla para mi madera". En el primer pasodoble les gustaría haber sido talladas con maderas de una barquilla caletera. "Quiero ser esa marioneta que maneja la marea". Interesante metáfora para el primer pasodoble que podría haberse escrito mejor. Música un poco extraña, y quizá algo enrevesada, para ser la de un pasodoble. La interpretan como pueden. "A ver cómo le puedo contar esta historia para que la entienda, a ver si alguien me puede ayudar porque a mí no me sale las cuentas". En el segundo pasodoble nos cuentan la historia de un parado con más de medio siglo a la espalda, una victima propiciatoria para la crisis económica actual. Esta letra está un poco mejor que la del pasodoble anterior, ya que de forma narrativa denuncia los recortes y cómo estos recortes pueden dar con la quiebra de una empresa dejando a sus empleados en la calle


"Hace ya algunos meses que decidí dejar el trabajo". En el primer cuplé dejan el tabajo más por la crisis que por cuestiones de salud. Pero se enganchan a los remedios y fuman más que antes. Simpaticote cuplé. Estribillo de los bonitos, bien interpretado. "Como dicen la gente que ahora el gimtonic está de moda, quedé con un coleguita para tomarnos unas copas". En el segundo cuplé se van de marcha, según me cuentan por aquí. Cuplé de comparsa, según me cuentan por aquí. "Me he desatao para estar siempre a tu vera"


"Quién es el culpable, dime, quién mueve tus hilos, dime, quién robó el sonido de tu voz". Estas marionestas comparsistas comienzan su popurrí. Vuelven a desatar sus hilos. "Deambulando por la gran ciudad disfruto de mi libertad y observo lo que hace la gente". Cuarteta a las prisas en la gran ciudad, porque en la gran ciudad manda el reloj. "El tiempo es la libertad y no se puede robar". Dúo para el refrán ese que dice "dime con quién anda y te diré quién eres". Vuelve a sonar la viola, esta vez bien entonada. "Yo ya me cansé de escuchar el mismo cuento una y otra vez". Nos invitan a recortar los hilos. "Recorta los hilos de los que te engañan una y otra vez". Que no le cosan hilos a la libertad. Con esta saludable recomendación, acaban su popurrí y con ello su actuación


Comparsa que va de menos a más. Comienzan de forma discreta pero van cogiendo confianza y al final interpretan un popurrí bien escrito y bien musicado, que se nos muestra como lo más interesante del repertorio. La enfermera y yo le quisieramos dar cita para dentro de dos semanas, pero es cosa de los colgados del palco que son los que cortan el bacalao, según me apuntan por aquí.



Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero