Carnaval de Cadiz

Comentarios

Y vienen unas aviadoras desde el aeropuerto de Sevilla en forma de comparsa a tenderse en este diván de la consulta del doctor Febrero, el de los locos. Pero vienen de aviadoras pioneras, y no de aviadoras actuales. "Cuando llega el carnaval, reír, reír, reír". Llegan a su destino buscando la libertad: Cádiz. "Amelia fue la primera que voló hacia la libertad". Así se han presentado, y así han aterrizado en las tablas del Falla


"Soy tan libre sobre estas dos alas, soy tan libre pudiendo volar". Entre nubes, sueñan, y soñando van cantándonos su primer pasodoble. Desde el cielo, contemplan y se admiran de la Tacita de Plata, que es así como llaman a Cádiz. "Después de un año aprendiendo a pilotar". La tonalidad del pasodoble es Fa mayor: tonalidad valiente por estar medio tono por encima de lo habitual en voces femeninas. La primera letra es lo que aquí se llama "de presentación", pero orientada a la ciudad de Cádiz, en esta ocasión. La punteado pica la introducción, tendencia actual en detrimento de la púa. En el segundo pasodoble hablan de los gobiernos teócratas que martirizan las mujeres pero refiriéndose al final de la actitud de la iglesia católica romana en este país con respecto a las mujeres. Buena letra de pasodoble que, aunque rozando la sensiblería en algún momento, al final la han llevado a buen puerto


Ahora, el plan de vuelo de los cuplés. "Esta crisis lo cambia todo, y hasta en la tele lo han puesto duro". El primer cuplé habla de los refritos en televisión por mor de los recortes. Simpático remate final. En el estribillo se congratulan de la suerte de volar pero "todos los vientos, Tacita mía, me traen a tu vera". Bonito estribillo. "Está claro que aquí en España, la monarquía es un cachondeo". Juego de palabras para este segundo cuplé


Bueno, la recta final ahora: el popurrí. "Desde que el hombre es hombre y la mujer es mujer, siempre han querido ser libres, siempre han querido poder volar sin límites". Y sin límites, alzan el vuelo en el popurrí. "Cualquier ciudad es el destino: comienza mi aventura". La primera aventura le llevó a demostrar al hombre que la mujer también tiene valor. Y Amelia sobrevuela los océanos. Como quieren cambiar el mundo, recorren el mundo entero. "En la lucha me perdí, pero sirvieron mis vuelos". Y ahora amance mientras vuelan. Colores, colores, colores, colores,... Rumba en medio del popurrí. Ahora sobrevuelan Andalucía, la verde y blanca. "Por más viajes que dé, siempre volveré a mi Andalucía". Se despiden pero siguen con su vuelo. Les deseamos buen viaje


Estas jóvenes compartistas sevillanas han traído al diván una buena historia en forma de repertorio de carnaval. La consulta de este doctor Febrero, el de los locos, ha sido agradable con la visita de esta intrépidas aviadoras. Así que me arriesgo y le indico a la enferma que las cite para dentro de dos semanas. Aunque, al final, no sea cosa ni de mi enfermera ni mía. No obstante, mostramos nuestro deseo.



Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero