Carnaval de Cadiz

Comentarios

Una chirigota de Sanlúcar de Barrameda, provincia de Cádiz, entra en la consulta del doctor Febrero, el de los locos, para tender en el diván su repertorio. "Bailar, bailar, gozar, gozar, somos la pandilla de unos dominicanos". Traen como tipo a esos empleados de hoteles de la República Dominicana que están para entretener a los turistas. Interesante tipo. Simpaticota presentación. Lástima que la desentonen un poquito al final


"Mi querido cliente, bienvenido a esta casa, si usted es un currante tendrá su cuartito en la primera planta". En el primer pasodoble, con una interpretación adaptada al acento de los personajes que representan, hablan de la diferencia de clases que hay entre los clientes de este hotel dominicano. Buena letra y buena música. La interpretación vuelve a resentirse al final. "Jamás te di las gracias por todo lo que hiciste por dar un paso al frente como una valiente cuando me tuviste". En el segundo pasodoble cuentan la historia de una madre soltera que sacó adelante a su hijo trabajando con un cubo y una fregona. Bonita letra, sensible sin rozar la sensiblería aunque salpicada de vez en cuando con algunos tópicos y clichés. Al final del pasodoble es la nieta la que le dice te quiero. Vuelve a resentirse la interpretación del final del pasodoble


"Se notan los recortes que se han hecho en Sanidad, hasta yo lo he comprobado cuando tuve que ingresar". En el primer cuplé una tal Rocío lo hace todo, ya que es la única empleada de la sección de cirujía del hospital. Buen cuplé. En el estribillo que bote el paraíso pero que no voten a Rajoy. Interesante final para un estribillo normalito. "Como te iba diciendo, los recortes de Sanidad han llegado al Betadine y también al Prisperán". En el segundo de los cuplés existen en los recortes de la sanidad pública. Rocío vuelve a encargarse de todo. Otro buen cuplé, continuación del anterior


"Ladies and gentleman", comienza el popurrí. A las cinco en punto les suena el despetador y a trabajar. En el comedor ya hay clientes esperando para desayunar, y según lo que cogen pues saben de dónde son. "El pobre cocinero que está en la barbacoa está más tenso que el tanga de Chenoa". Son el negrito que trabaja en el bufette para que los niños se jarten de comer, y en vez de Cola Cao prefiere Nesquik. "Vienen al paraíso todas las niñas solas". Cuarteta del DJ. "Le gusta la carne a la mujer del cocinero". Se creyeron lo del "fin del mundo" maya. Pero a sus mujeres les da más miedo llegar a fin de mes. "La noche ya se termina en Punta Cana y las estrellas son mi guía hasta una playa gaditana". Así finalizan su popurrí, y su actuación, esta chirigota sanluqueña


Buena chirigota con buen tipo y buena idea, bien desarrollada en la letra y en la música y la interpretación. Nosotros le dábamos cita para dentro de una semana y media, pero eso es cosa de los colgados del palco, que son las autoridades pertinentes y "puntillosas" al respecto.



Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero