Carnaval de Cadiz

Comentarios

PRESENTACIÓN

La comparsa de los Majaras nos llega desde el Puerto de Santa María con el tipo de dos antiguas comparsas, Los pajeros y Bartolos Vagos. Se presentan diciendo que hace medio siglo cantó aquí un pajero, que quiso ser distinto de los chirigoteros. Ese año desde el Puerto también vino el Bartolo. Y así celebran hoy los 50 años de las comparsas, de las que heredan su sentimiento gaditano


PASODOBLES

En el primer pasodoble dicen no saber el nombre apropiado para el nuevo puente, les da igual el nombre pero que nadie le llame segundo puente, porque la bahía tiene otros. Antes del Carranza, ya había uno desde el puerto, que es medio siglo de comparsas, y el vapor. Puentes del alma y del cariño, que valen más que los de cemento. Llamándolo segundo puente se olvida Cádiz de los que le abrazaron siempre


En el segundo dicen que hace poco tiempo nació su hermano pequeño; nacio para acabar con la enfermedad de su hermano y le regaló la salud que el cielo no le había dado. No entienden las críticas de la iglesia a su nacimiento, pues ahora él es un niño normal. Prometen no dejar a nadie que le haga daño, y lo quieren desde ahora que está dormidito y aquí a su lado


CUPLÉS

El primer cuplé dice que de los Majaras solo les queda Pedro, ahora desde Cádiz han fichado a los autores, al Ramoni y a parte de la chirigota de los gitanos. Ya no la conoce nadie pues han cantado dos pasodobles y aun no se ha muerto nadie.

El segundo dice que los chavales ahora enseñan los calzoncillos para que se lea la marca, por que eso a las pibitas las vuelve locas. El modelito de los sarasas pone "¡hola, me llamo Juan y cuando tú quieras aquí está tu casa"


En el estribillo, Cádiz y el Puerto rondan a la misma novia, comparsa, guapa comparsa, contigo bebo la gloria


POPURRÍ

Hace tiempo la chirigota quiso ser más guapa y elegante, y aprendió lecciones de poetas fijándose en la tacita y buscando las musas en la Caleta y las gaditanas más bonitas. Recuerdan comparsas de décadas pasadas que llegaron del Puerto, y también a autores célebres de la modalidad. Recuerdan como Cádiz despierta con el taconeo de la cigarrera y también los años de lucha y protesta. Aunque algún año el PUerto faltó a la fiesta, volvieron y les devolvieron su cariño. No se olvidan de las grandes agrupaciones que llegaron de Barbate. Siguen repasando figuras de los 80 y 90, grandes agrupaciones de la época que siguen actuando y otras figuras que no lo hacen. Desean que la comparsa cumpla muchos más años, pues su historia no se ha acabado y se escribe con pasión cada año


Gran actuación la de la comparsa del Puerto, con el público en pie aplaudiendo a rabiar. Muy bien cantada, dos pasodobles preciosos, sobre todo el segundo, cuplés graciosos con bonito estribillo, y un magnífico popurrí que repasa la historia de la comparsa desde los años 50. El Falla en pie pidiendo "otra, otra". Pedazo de actuación, señores.


Cuartos de final

"Ya se cumplió medio siglo que aquí cantara un pajero", que quiso ser distinto del chirigotero, y del que todos los comparsistas son herederos. Ese mismo año llegó del Puerto un Bartolo, con el que también celebran los 50 años de las comparsas. Medio siglo entre las rosas, en la Caleta gaditana y cigarrera; con las coplas de un bombero que quedaron para siempre. Herederos de pajeros y bartolos son las comparsas gaditanas, medio siglo de sentimiento gaditano


El primer pasodoble dice que no harán un pasodoble a los muertos del terremoto pero no pueden ser ciegos ni sordos; no lo harán con la sangre de los que se fueron, aunque eso da muchos puntos, pero sí lo harían para apoyar a los supervivientes. Proponen ser solidarios, una gran gala con todos los que cantan; y en vez de cantarle a los muertos cantemos con ellos "Haití está vivo"


El segundo cuenta que todo empezó una tarde en que se encerró sola en su cuarto; entra en contacto con un hombre que la conquistó con sus palabras y acabó pidiéndole fotos, y ella se enamoró de él, lo que aprovecha para chantajearla. Maldita la tarde en que tocó el teclado, pues le cruzo el destino con el diablo


El primer cuplé dice que se duda si habrá trabajo con Las Aletas; leen los anuncios para buscar trabajo, pero solo hay anuncios de contactos: esas chicas sique tienen trabajo con las aletas


El segundo dice que los comparsistas no ligan muchos; ellos tienen pareja y no se fijan en las mujeres. A todas da el número de móvil pero sólo le llama una para que se cambie para Vodafone.

"Dicen que Cádiz y el Puerto rondan a la misma novia", un bonito estribillo adorna los cuples, "comparsa, guapa comparsa, contigo bebo la gloria"


El popurrí hace un recorrido por la historia de la comparsa, ese medio siglo al que hace referencia el nombre de la agrupación. El teatro se pone en pie para despedir a esta agrupación, que sigue teniendo un popurrí espectacular, uno de los mejores de esta edición, y un trabajo vocal excelente, pero que no ha mantenido el buen nivel de letras que había exhibido en preliminares. Tanto los pasodobles, normalillos, como los cuplés, más flojitos, no alcanzan lo demostrado en el primer pase, aunque han conectado de manera extraordinaria con el público.


Semifinal

La comparsa del Puerto de Santa María vuelve un año más a disputar su pase a la final en esta edición del concurso, aunque quizá este año parte como una de las favoritas a ocupar una de las tres plazas de la misma tras las rondas anteriores


El primer pasodoble cuenta como las 10 de la noche, Manuela baja a llenar la nevera en el supermercado a la hora del cierre para llevarse lo que han tirado caducado. Rebusca carne y pescado, en un mercado que huele a vergüenza. Aquí está todo de oferta y la caja no cobra. Creíamos que eramos ricos, que España iba de maravilla, pero tenemos el Tercer Mundo aquí en la esquina. Una letra correcta para empezar su pase


El segundo nos habla de Blas Infante, un notario con ideales de jornalero que se jugó el pellejo al soñar un futuro sin hambre y agonía para Andalucía. De madrugada lo mataron cerca de Carmona, pero hoy, muerto el dictador, seguimos siendo los de abajo y somos el culo de Europa. 30 años de democracia y seguimos igual, y mientras siga así, la sangre de Blas Infante habrá sido derramada en balde. Bien el pasodoble, en la línea del anterior


El primer cuplé cuenta que en Galicia había un niño muy gordo a cuyos padres la justicia le quitó la custodia; el niño se escondió pero la policía dio con él, y al llevárselo gritaba: "donde yo vaya va mi nevera". El segundo cuplé habla del hermanamiento de los carnavales de Cádiz y de Uruguay; entre ellos se admiten intercambio de objetos para sus museos, así que Juan Carlos Aragón está buscando la forma de mandar para siempre a su suegra a Montevideo. Los cuplés son flojillos


El popurrí de esta comparsa es posiblemente el mejor popurrí del concurso, un precioso repaso por la historia de este medio de comparsas del carnaval de Cádiz en el que no se olvidan de ninguno de los grandes nombres de la modalidad. Gran ovación del público para la comparsa del Puerto, con el teatro en pie para despedirlos con algunos gritos de "Campeones, campeones" y de "Otra, otra". La agrupación se ha dejado el alma en las tablas y la audiencia ha respondido con entusiasmo. Salvo sorpresón mayúsculo, una de las grandes candidatas para formar parte de la final en opinión del respetable.


Final

Después de algunos años de ausencia de la gran noche, vuelve la comparsa del Puerto a disputar una gran final del COAC, tras una trayectoria en el concurso en la que han tenido un importante respaldo del público del teatro en todos sus pases


El primer pasodoble habla de la falta de respeto de los alumnos hacia los profesores, para los que el colegio se ha convertido en un calvario; se ha pasado del permiso para putearlos hasta el insulto y la agresión para grabarlo en el móvil. No pueden reprenderlos y hasta los padres son enemigos, así que los niños hacen lo que les da la gana. Los niños de hoy son los hombres del mañana pero el gobierno prefieren vender como un avance el tener ordenadores; ellos aprendieron con una libreta y con los merecidos cates que les daba su profesor, que hoy agradecen


El segundo habla del juez Garzón, juzgado por sus propios compañeros por escarbar en la historia que quedo en el suelo. Parece que puede encargarse de investigar a dictadores y asesinos extranjeros, pero aquí no, que eso está perdonado: borrón y cuenta nueva. Quién le iba a decir que sus propios compañeros le exigirían silencio, que se olvide el nombre de aquellos criminales a los que hasta dedicaron calles; hemos cambiado de gobernantes y tenemos democracia, pero en el Tribunal Supremo quedan fachas nuevos, igual que antes. Dos buenos pasodobles, con temas polémicos y comprometidos


El primer cuplé nos cuenta que ahora en las plazas WIFI se conecta la gente, chatean gratis y otros ven pibas. Con ello, algunas plazas tienen más vida, pero en la de su primo aún no se lo han puesto. Le ha dicho a su ayuntamiento que si en vez de plaza WIFI ponen una plaza Grifi, verás como se le llena. El segundo habla de la moda de los chavales de hoy de llevar los pantalones bajos para enseñar los calzoncillos, cantado en preliminares. Con esta moda pocas chavalas se resisten al revolcón y algunos hasta tienen lemas escritos, como los de los mariquitas: "¡hola, me llamo Juan y cuando tú quieras aquí está tu casa". Los cuplés tienen su puntillo de gracia


La comparsa parece una firme candidata al primer premio si hacemos caso a la reacción del público durante todo el concurso y en la propia final, con un gran aplauso del teatro puesto en pie y gritos de "Campeones, campeones". Es cierto que todos sus pases han sido muy bien acogidos, que la comparsa ha cantado muy bien y que su popurrí es seguramente el mejor de todos los presentados este año. Esperemos a la decisión final, pero parece que aquí huele a primero.


Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero