Carnaval de Cadiz

Comentarios

PRESENTACIÓN

La comparsa de Jesús Bienvenido regresa al Falla con un tipo que representa unos "santos" un poco especiales. Se presentan diciendo que este barrio mandan ellos, son delincuentes decentes cuya religión es la calle. No adoctrinan pero les llaman santos porque son divinos; "tu pones la ofrenda, yo pongo el milagro".

PASODOBLES

El primer pasodoble nos habla de que son santos con defectos, pero también con sentimientos. Tuvieron hambre de justicia y en sus manos tienen sangre de quién se lo merecía; son santos a ojos de su gente pese a ser ladrones y matones. Han vuelto de la muerte a pesar de sus pecados y no tienen vida para agradecer a la tacita lo que les ha dado


En el segundo, Cádiz se dirige a su primo Jerez, que con su aire señorito no sabe a quien ha salido. Pero recuerda que el Jerez más humilde tiene una cara canalla igual que la de Cádiz. Se muere de celos por que su equipo juegue en primera, por sus caballos, su compás y su arte. Ahora que está herido por la lluvia, ofrecen el corazón de Cádiz su pueblo hermano. Oles en el teatro Falla


CUPLÉS

En el primer cuplé nos hablan de que su vida de delincuente no es deseable, con la policía detrás de ellos todo el día. Se cabrean de que les comparen con otros delincuentes, las mujeres les adoran y cuando alguna quiere algo con ellos acaban haciendo un juego de palabras con la palabra atraco


En el segundo dicen que les persiguió la policía por robar en una joyería. Mientras corría se puso nervioso cuando le fueron alcanzando, pero pasaron de largo porque detrás venian siete toros enormes


En el estribillo, si por tí me condenan al infierno, por Cádiz mordería la manzana una y otra vez, y al Edén pues que le den


POPURRÍ

Dicen de ellos que son delincuentes comunes, pero ellos son únicos e irrepetibles. Les llaman santos pero no tienen nada de eso. Están en busca y captura desde siempre, tus pecados son sus mandamientos. Nos cuentan que los mangantes de verdad tienen nombres y apellidos; políticos ladrones farsantes borrachos de poder que cuando les conviene cambian de chaqueta. Mala gente. Son callejeros y no quieren que nadie intente cambiarles ahora; piden no ser juzgados por su muchacha. Dan su absolución aunque el único pecado es nacer donde se ha nacido. Dan la bienaventuranza a la gente humilde que vive en esta tacita que se enorgullece de ser gaditana, y sólo por el cariño de esa gente se vuelven buenos pese a ser malos. Se despiden porque les persigue la policía, y si un día desaparecen no olvides su catecismo: amarás a Cádiz sobre todas las cosas y a los gaditanos como a ti mismo. Un último piropo a Cádiz y se van: y la calle es mía


Posiblemente lo mejor que ha pasado por las tablas del Falla en lo que llevamos de concurso. Muy bien cantada, preciosos pasodobles, cuples graciosos (si, y eso que son una comparsa), un estribillo de los de recordar y un popurrí con un poco de todo. De cabeza a la siguiente ronda, y si no es así es que algo malo de verdad pasa en este concurso. Muy bien.


Cuartos de Final

"Aquí mando yo, en este barrio mando yo y no manda más nadie". Son delincuentes buenos y decentes, maleantes elegantes; su copla son penas peleando por su gente y su religión: la calle. Ha llegado el forajido, atracador, salteador, bandido, caco; pídele lo que quieras. No son católicos, apostólicos, romanos ni adoctrinan, pero son divinos. Tiene ocho puñales clavados, uno por cada provincia de su madre Andalucía; en el centro tienen a Cádiz que es el que más les duele. Llegan los santos, tú pones las prendas y ellos el milagro


El primer pasodoble cuenta que la vida suena como una antigua gramola, igual que el mar en una caracola; y giran los recuerdos con nostalgia de pizarra y rumores de guitarra. A cada corazón le suena una canción; el suyo solo suena carnavales. Música de Paco Alba, Romero, Villegas o Bustelo, comparsas de antaño o los nuevos besos frescos; bendita sea la comparsa por 50, por 100 o por 1000 años en nuestra casa


El segundo pasodoble dice que sus nombres quedan en la lista interminable de mujeres que tuvieron compañeros indignos, pero no quedan sus vidas. Nombres de mujer que perdieron la guerra en su alcoba con los morados del alivio. Hombres sin caridad dieron martirio hasta su sepelio; se marchitan azucenas y rosas por haber nacido mujeres, de luto las mujeres y malditos los hombres que acaban con las mujeres y sólo dejan nombres


PASODOBLE
Nombres, quedan sus nombres
en la lista interminable
de mujeres que tuvieron
compañeros sucios y cobardes.
Nombres, quedan sus nombres
pero no están sus vidas,
se las arrancó el delirio,
y aunque olviden las Olvido,
no se cierran las heridas.
Son nombres de mujer
Victorias que perdieron la guerra en su alcoba,
con los moraos de las Lirios y
los Dolores de las Lolas.
Las Socorro sin socorro
que aman a hombres sin Caridad
que les dan Martirio hasta su sepelio
y, aunque griten las Rosarios
y se entere el vecindario,
no hay Ángeles ni Remedios.
Dentro del Carmen del miedo
se marchitan las Hortensias,
Azucenas y Rosas sin Consuelo.
Haber nacido mujer,
del vientre de otra mujer,
es su Alegría, y su orgullo, y su condena.
De luto las Manuelas, las Mercedes, Candelarias y Marías.
Malditos sean los hombres,
malditos sean los hombres
que acaban con las mujeres
y sólo dejan listas de nombres
tan sólo nombres.
Tan sólo nombres .

El primer cuplé cuenta que los populares de Madrid se llevan mal, siempre al borde del maltrato. Ella le dice hijoputa y él que ella bufea, y lo peor es que ambos tienen razón. Rajoy comprueba que en todas partes cuecen habas; si uno propone la otra protesta. Sólo estuvieron de acuerdo en los de las olimpiadas, y ahí les dieron por culo a las olimpiadas y a los madrileños


El segundo cuplé dice que Gran Hermano cada vez es más asqueroso, no hay vergüenza ni control. Hay una que lo que suelta por la boca no tiene nombre y le echa la mano al tanga; cuando lo vieron por la tele perdieron los papeles y quiso cambiarlo pero no estaba el mando y se estaban armando


"Si contigo me condenan al infierno", hermoso estribillo coreado por el público, "por ti, ciudad gaditana, mordería la manzana una y otra vez, y al Edén, pues que le den"


El popurrí nos cuenta que no son delincuentes comunes pero que los mangantes de verdad son otros, y que su mayor pecado es nacer en donde lo han hecho. Buen actuación a pesar de la hora, pasadas las tres y media; hermosos pasodobles, cuplés algo más flojos pero con su chispa y el nivel de voces y música habitual. Siguen estando en la pomada para todo, y el público está con ellos, aunque eso no garantiza nada.


Semifinal

Los delincuentes santos de Bienvenido se presentan en semifinales entre un intenso olor a incienso que inunda el teatro. Gran presentación, elegante y con garra, muy bien


El primer pasodoble nos mete en la piel de un obrero de astilleros que, como cada lunes, tiene que levantarse a las cinco de la mañana para ir al trabajo. Se lamenta de no haber hecho caso a su madre cuando le decía que estudiara para ser alguien en la vida. Sólo tiene 34 años en el espejo pero sus huesos duelen como los de un viejo. Ahora dicen que tiene que trabajar 2 años más para jubilarse, y cree que ya está bien de utilizar el tiempo de los demás para negociar, pues el sigue contando los días y mientras espera se va su vida. Buena letra


El segundo pasodoble dice que el pueblo vasco es como el suyo, pero su cruz es más negra por ser del sur. Andalucía se tuvo que arrastrar ante el señorito, ¿qué les va a decir del verdugo que les clavó las cinco flechas y le puso el yugo?. Ellos tampoco se parecen a la gente de este país que no los quiso, pero sus padres lo hicieron suyo con la lucha de la gente humilde. Se preguntan qué tienen contra ello, para querer atentar aquí, y en un espectacular final dicen a los vascos que no dejen que los fanáticos asesinos hablen en su nombre que luchen como sus padres, como un valiente y con su palabra. Grande, grande la letra de este pasodoble, saludado por el teatro por una enorme y larga ovación


El primer cuplé dice que a los politicos corruptos se les acaba el mangoneo, todo el que mete la mano es condenado, da igual de donde sea. No es justo que cualquier alcalde se haga rico por hacer un favor, aunque muchos concejales aceptan favores sexuales; pero aunque la cosa esté muy tiesa, no serían ellos los que le hicieran un favor a la alcaldesa. En el segundo cuplé dice que el carnaval no es el mismo porque Zubiela ya no sale; ¿qué vamos a hacer sin él? Deciden hacerle un homenaje pero no saben exactamente en qué agrupaciones ha salido por que les falla la memoria; sólo se acuerdan de cuando salía con la peluca. Los cuplés tienen su punto


El popurrí de la agrupación centra parte de su desarrollo en una acusación directa a los políticos, a los que consideran peores delincuentes que ellos, que se les ve venir de lejos. Sin duda estamos ante una de las grandes comparsas del año; han mostrado un excelente nivel durante todo el concurso, y huele muy pero que muy bien. La ovación del público al final ha sido larga y cerrada, mostrando una vez más que este grupo gusta mucho. Si nos ceñimos a la respuesta del público y al sentir general de la mayoría, están para la final de sobra. A ver que pasa.


Final

La comparsa de Jesús Bienvenido disputa su tercera final consecutiva tras un gran concurso en el que han puesto alto el listón desde su primera actuación, y que tiene además un importante respaldo popular. El primer pasodoble habla del terrible tema de los niños soldado, cantando una nana a un soldado de 8 años al que se le cierran los ojitos. No entiende lo que es la guerra, y sueña que otro soldado de su edad le atravesará su infancia por la espalda, sueña que sus pequeñas manos vuelven a la escuela y sueña también que su cuerpo es encontrado en la trinchera. Ha nacido al sur, tan al sur que en el norte ni su muerte ni su vida importan, y cuando despierte dará comienzo otra vez de nuevo su pesadilla. Buena letra


El segundo pasodoble habla de una toxicómana alumbrada por un fuego bajo el papel de plata, calentando el veneno que la va matando. Desde su rincón viaja de galaxia en galaxia sin distancias ni maletas; y aunque su madre rezó por ella ningún santo bajo del cielo a aliviar su agonía. Recuerdan que cualquiera de su barrio pudo haber caído en lo mismo, y ahora desean que pudiera volver atrás y vivir de verdad su vida. La letra no está mal, algo mejor la anterior pero no está mal


En el primer cuplé dicen que son buenos ladrones y que a su parienta le enseño el oficio; ahora ella está pensando en divorciarse y quedarse con piso, casa, coche, su socio, su negocio y sus joyas, y dejarlos a ellos con esta cara de gilipollas. En el segundo creen que su mujer le engaña con alguien del vecindario, y por eso van rascando los coches y dejan al barrio sin luz; acaban por descubrir que ha sido una de prensa y que por eso le han quemado el portátil. Espectácular el segundo cuplé: el fuego se ha producido en el foso de prensa hace un par de horas, o sea que o quemaron ellos el portátil o la rápidez con la que han metido la letra es de matrícula


Gran actuación, público en pie y aplausos del respetable para esta agrupación. Aunque me temo que otra vez, por desgracia, se van a quedar a las puertas del primer premio. Me gustaría equivocarme y tener que rectificar, pues personalmente es la comparsa que más me ha agradado, pero me temo que el primer premio se lo va a llevar otro. Así a todo, se han llevado el aplauso más grande de la noche con su magnífico segundo cuplé, que ha sorprendido a propios y extraños. Enhorabuena por su concurso porque ha sido extraordinario.


Distinguido Asociación de la prensa de Cadiz InfoCadiz Premio Gaditanos del año en la cadena Onda Cero
Distinguido por la Asociación de la Prensa de Cádiz Dl Creaciones Premio Gaditanos del Año de la Cadena Onda Cero